Hay veces que ante un robo, mejor es no intentar frustrarlo ni defenderse porque el resultado puede ser peor que el propio atraco.

Un ladrón que iba en bicileta quiso robar una camioneta que estaba estacionada en la calle y ni corto ni perezoso, se bajó, puso su bicicleta en el interior del vehículo y se dispuso a robarlo.

Por su parte el dueño del auto justo se da cuenta de que le están a punto de robar y se abalanza sobre el vehículo en marcha en un intento por frustrar el atraco, con la mala suerte que queda arrollado por la camioneta y tendido en el suelo.

Tras dejarlo tirado en la pista, el ladrón se dio a la fuga con la camioneta y la bicicleta y a pesar de que aún no ha sido identificado ni localizado, la camioneta sí fue encontrada intacta.

La policía investiga ahora los hechos y pide la colaboración ciudadana para intentar detener al ladrón.

No es la primera vez que se capta un robo en directo, es frecuente ver imágenes de ladrones robando autos y los propietarios jug;andose la vida por salvar lo que es de ellos.,

A veces es mejor no meterse y dejar que se lo lleven a sufrir consecuencias peores.