Los elefantes suelen ser animales pacíficos, pero un mal día lo tiene cualquiera.

Es el caso de este elefante, al que sin saber por qué, le dio un arrebato de ira y locura y decidió atacar a un fotógrafo.

El hombre, que asistía maravillado a un safari en África estaba encantado viendo a los animales tan de cerca y mientras tomaba tranquilamente fotografías.

En un momento dado, el auto se detiene en medio de una manada de elefantes y tras tomar varias instantáneas, el fotógrafo ve asombrado a varios de ellos correr hacia el auto enfurecidos y dando rugidos.

Sin tener tiempo de reacción, las imágenes muestran a los elefantes embistiendo el auto.