¿Cuánto tiempo tomará llegar al trabajo? Es una pregunta típica que un conductor se hace a sí mismo. Pero si ese conductor se encuentra en Chicago, el tiempo estimado podría variar dramáticamente.

De hecho, de acuerdo a un nuevo estudio publicado el martes por el Instituto de Transporte de la Universidad Texas A&M, el tiempo estimado, multiplicado por cuatro, es el tiempo que realmente se tardará en llegar a su destino, si el conductor se encuentra en el noreste de Illinois o el noroeste de Indiana.

El estudio dice que si un conductor planifica basándose en las condiciones de tráfico promedio en el área de Chicago, va a llegar tarde por lo menos la mitad del tiempo.

De todas las grandes ciudades de Estados Unidos, Chicago ocupa el séptimo lugar en términos de tiempos estimados en autopistas, poco fiables.

Esto no sorprende.
En el 2011, la intersección de autopistas donde se unen el Eisenhower, Kennedy y Dan Ryan, fue clasificado como el peor cuello de botella en el país para camiones y uno de los peores para autos, como parte de un estudio de las 250 carreteras más congestionadas.

El Departamento de Transporte de Illinois,  espera cambiar esa reputación mediante una inversión de $375 millones de dólares en construcción que empezará tan pronto como el 2014.