Una madre se vio obligada a lanzar a su hija desdesu apartamento ubicado en un segundo piso  cuando las llamas envolvieron al edificio, el lunes temprano.

Mary Jones y su hija estaban durmiendo en el apartamento en el suroeste de los suburbios de Lyon alrededor 12:20a.m. cuando escucharon por primera vez las sirenas. Jones dijo que trató de salir por la puerta, pero había mucho humo.

"La policía me indicó que arrojara a mi hija desde la ventana y luego lo haría yo" relató Jones y agregó: "Parecía un sueño, como sucede en las películas."

Jones siguió las indicaciones de la policía, dejó caer la niña en los brazos de los oficiales y ella saltó después. Ambas escaparon de las llamas sin lesiones.

En total, 11 personas fueron desplazadas del edificio.