La Fiscal Estatal del Condado de Cook, Anita Alvarez, ha ordenado a su oficina de división de delitos sexuales, investigar presuntos casos de novatadas en la escuela Maine West High School.

Al menos cuatro estudiantes que pertenecen a los equipos escolares de fútbol y béisbol, alegan que fueron asaltados sexualmente por sus compañeros de equipo y que los entrenadores sabían lo que estaba pasando, pero se hacían de la vista gorda. Una demanda ha sido presentada en nombre de los estudiantes.

Los entrenadores Michael DiVincenzo y Emilio Rodríguez han sido reasignados en espera de los resultados de la investigación y varios entrenadores de medio tiempo han sido despedidos. Seis estudiantes de West Maine han sido acusados, como menores, con cargos de agresión, mientras que otros cuatro jugadores han sido sancionados por la escuela.

La investigación de la Fiscal del Estado se produce un día después de que el Departamento de Servicios para Niños y Familias de Illinois, solicitara a  Alvarez que investigara si cualquier empleado del distrito violó la ley.