Amado Carrillo Fuentes fue nombrado por la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos cómo el narcotraficante más poderoso de su época.

Se estima que este narcotraficante, mejor conocido como “El Señor de los Cielos” y quien inspiró la telenovela de telemundo del mismo nombre, acumuló una riqueza estimada en 25 mil millones de dólares.

No solamente compró aviones, pero también adquirió decenas de casas lujosas que ahora se convierten en historias y leyendas sobre las torturas y hazañas de Carrillo Fuentes durante sus años de gloria.

Una de estas mansiones se encuentra en Cuernavaca, Morelos, y aunque ahora se utiliza para ayudar a víctimas del crimen, siempre estarán presentes las leyendas del “Señor de los Cielos”.

“Se escuchan muchas cosas, que había sótanos, que había un túnel, que era un sitio de tortura”, dijo Myrna Irene Garduño, directora de la Organización Províctima.

Aunque “La ciudad de la eterna primavera” se encuentre lejos del territorio del narcotraficante, se dice que Cuernavaca era un lugar estratégico para el descanso y las operaciones de Carrillo Fuentes.