PHOENIX - Un latino que riñó con agentes fue puesto en un respirador artificial después de que se le encontrara inconsciente en una celda de una prisión en Arizona, dijeron activistas, mientras aumentan las dudas hacia las prácticas de la oficina del jefe policial Joe Arpaio.

De acuerdo con una investigación federal difundida la semana pasada, la oficina de Arpaio, en el condado de Maricopa, ha cometido discriminación generalizada contra los latinos.

Activistas defensores de los derechos de los latinos dijeron que la atención médica dispensada a Ernest Atencio podría tratarse del caso más reciente de abuso policial.

Según las autoridades policiales, Atencio estaba muy violento cuando agentes de Phoenix lo llevó el viernes a la cárcel acusado de agresión.

Según las fuentes, Atencio fue puesto en la llamada "celda de seguridad" para que se calmara, pero poco después fue encontrado inconsciente.

La familia de Atencio analiza la fecha en la que lo desconectarán del respirador artificial.