Las temperaturas mínimas estarán oscilando entre los cero grados en las zonas del oeste y de un solo digito en la ciudad. Pero eso es solo parte del problema.

Las condiciones ventosas que muestra el pronóstico harán que la sensación térmica sea de hasta 20 grados bajo cero durante la noche y madrugada.

El viernes las condiciones gélidas permanecen con máximas pronosticadas entre los 10 y 15 grados y nuevamente sensaciones térmicas por debajo de los cero grados. El viernes por la noche podría desarrollarse nieve ligera a medida que aumenten las temperaturas.

El sábado el mercurio podría alcanzar el rango de los 20, con un poco más de precipitación en forma de nieve ligera. El domingo se pronostican condiciones similares.

La próxima semana podrían experimentarse condiciones más estables que las vistas esta semana.

Cabe recordar que el martes, Chicago registró temperaturas por encima de los 60 grados.