Durante una semana fría, ventosa y lluviosa, lo único que falta es la nieve, pero no por mucho tiempo, ya que el blanco elemento podría hacer su aparición a partir de la noche del jueves.

Nieve a mediados de abril es rara pero no imposible en Chicago, en donde todo puede pasar, recordemos que la ciudad estuvo a punto de romper récord de temperaturas altas en enero.

El miércoles por la mañana, los conductores enfrentaron fuertes lluvias, granizo y tormentas aisladas.

La tempestad dio paso a perdidoso de lluvia y aguaceros aislados, presentes durante la tarde del miércoles y la mañana del jueves.

El resto del jueves se pronostica nublado, ventoso. Por la tarde los vientos se tornan moderados y podría haber un breve periodo de sol antes de que regresen las nubes y la lluvia en horas de la noche.

Los primeros copos de nieve podrían presentarse en avanzadas horas de la noche y hacia la madrugada del viernes. No se espera que se acumule.

Las condiciones prevalecerán durante la primera parte del fin de semana, y el domingo el termómetro podría alcanzar los 60 grados.