MADRID - La policía española arrestó a un fugitivo británico que se bronceaba en un centro turístico y en una operación en la que el hombre había saltado sobre el techo de un baño en su intento de huida.

Andrew Terence Moran, de 31 años, fue capturado el viernes, cuatro años después de que cometiera un asalto y escapara durante un juicio por robo a mano armada en Gran Bretaña.

Moran fue ubicado en una villa de lujo en Calpe, un centro turístico en la costa de Alicante que da al mar Mediterráneo, dijo el domingo Ministerio del Interior en un comunicado.

De acuerdo con las imágenes de video, policías se acercan sigilosamente a una alberca por atrás de unas bardas a fin de abalanzarse sobre Moran, quien descansaba en traje de baño.

Apenas los policías saltaron las bardas, Moran intentó huir y brincó sobre el techo de tejas de un baño pequeño situado al lado de la alberca, pero fue capturado.

De acuerdo con la Agencia contra el Crimen Organizado Grave de Gran Bretaña (SOCA por sus siglas en inglés), la policía también confiscó dos pistolas, 60 cartuchos y un machete.

"Moran creyó que evadiría la captura si huía a España, cambió frecuentemente de apariencia y utilizó identidades falsas", dijo Matt Burton, jefe de investigaciones de la SOCA.

Moran y un cómplice, Stephen Devalda, de 29 años, estaban acusados de robar 25,000 libras (38.000 dólares) de una camioneta de correo en Colne, noroeste de Inglaterra, armados con una pistola, un machete y un bate de béisbol. Un guardia de seguridad fue lesionado en aquel robo, ocurrido en mayo de 2005.

Cuando escapó en 2009, Moran atacó a cuatro guardias de seguridad y saltó del banquillo de los acusados en un tribunal. Fue condenado en ausencia por asociación delictuosa para perpetrar un robo a mano armada.