El instituto de investigación canadiense The SecDev Foundation ha lanzado el proyecto Open Empowerment Initiative que documenta cómo el ciberespacio proporciona una plataforma única a individuos y grupos para impulsar sus objetivos.

Tanto para los manifestantes en Brasil como para los narcotraficantes mexicanos, el ciberespacio es una herramienta sin precedentes de comunicación, relaciones públicas y autopromoción.

El proyecto Open Empowerment Initiative pretende documentar cómo el ciberespacio “da poder a los individuos y restablece las relaciones en América Latina”.

En un reciente artículo de Borderland Beat, un sitio de internet dedicado a reportar la guerra contra las dogas, Antoniet Nouvet, de la The SecDev Foundation, explica cómo los cárteles de la droga usan el ciberespacio para sus fines. 

“Anuncian sus actividades, conducen campañas de relaciones públicas. Básicamente se han convertido en su propia empresa de comunicación”, explicó Nouvet a Borderline Beat. 

Por ejemplo, los cárteles han convertido YouTube en una plataforma ideal para transmitir sus mensajes. 

El líder de los Caballeros Templarios, apodado “La Tuta”, subió recientemente un video que ha alcanzado más de 900,000 visitas. Los Caballeros Templarios operan en Michoacán. 

En comparación, el video del primer informe de gobierno del presidente mexicano Enrique Peña Nieto tiene apenas 15,000 visitas, indica la nota de Borderland Beat.

Con mayor frecuencia, miembros de los cárteles usan Facebook para promover sus actividades publicando fotos con sus armas, celulares y camionetas.

Clic aquí para ver las fotos de Presuntos sicarios y sus armas.

Borderland Beat publicó las fotos de un presunto narco de apodo “Broly Banderas Banderas”, supuesto miembro de los Caballeros Templarios, que se he hecho famoso por las fotos que sube a su página en Facebook. 

Los cárteles hacen uso sofisticado del ciberespacio para monitorear a sus enemigos y a las tropas del ejército mexicano, así como para planear secuestros, según relató Nouvet a Borderline Beat.

Nouvet indicó que esta tecnología, que ahora sirve a los propósitos de los cárteles, se puede revertir en su contra al adoptar el gobierno de México estrategias e implementar leyes más efectivas para contrarrestar a estos grupos criminales en el ciberespacio.