MIAMI -  Hay muchas maneras de morir y esta tal vez no sea nueva pero sí es muy rara.

Las autoridades están investigando el súbito fallecimiento de un hombre que comía cucarachas y gusanos como parte de un concurso, según ha explicado la policía del Condado de Broward.

El trágico suceso tuvo lugar el viernes y el difunto se llama Edward Archbold, de 32 años, un residente del condado de Palm Beach, justo al norte de Broward.

Archbold ganó el concurso organizado por la tienda de mascotas Ben Siegel Reptile Store en Deerfield Beach.

El gran premio era una serpiente pitón.

Pero resulta que al rato de ganar Archbold comenzó sentirse mal y a vomitar.

Eventualmente se derrumbó delante de la tienda donde se celebró la competencia.

De allí fue traslalado por equipos de emergencia al Hospital Broward Health North, donde falleció.

Ninguno de los otros concursantes ha sufrido complicaciones médicas, según los primeros informes recibidos de este extraño episodio.

A la competición y banquete de cucarachas se presentaron una treintena de concursantes "y a ningún otro le pasó nada" ni se sintió indispuesto, por lo que la muerte pudo deberse a una reacción alérgica u otra circunstancia, señaló a la agencia Efe Siegel, propietario del establecimiento.

"Estamos muy apenados en la tienda por la muerte de Eddie. Era muy sociable y divertido y se ganó a la gente" que asistía al concurso en el que se regalaba una pitón al que más cucarachas vivas e insectos ingiriese en cuatro minutos sin vomitar.

El cadaver de Archbold ahora descansa en la oficina del forense de Broward, donde será minuciosamente examinado.