¡Vaya tradición familiar!

Una niña de Chicago nació durante el fin de semana, en un estacionamiento suburbano, casi 33 años después de que su padre llegara a este mundo también en un estacionamiento.

Hannah Grace Mary Pavlik nació el sábado en una estación de gasolina en el suburbio de Oswego.
Con un peso de 6 libras, 3 onzas, la pequeña nació sana.

Su madre, Erica Pavlik tiene otros dos hijos y dijo que pensó que aún no estaba en trabajo de parto y que tenía tiempo para llegar al hospital, hasta que de pronto se le rompió la fuente a cinco millas de su casa.

Por su parte, Frank Pavlik, el papá de la bebé, nació en un estacionamiento de un centro comercial de Joliet en 1980. El nacimiento de su hija ocurrió un día antes de su cumpleaños número 33.