LOS ANGELES - La Junta de Supervisores del condado de Los Angeles llegó este martes a un acuerdo relacionado con acusaciones de que ciudades del sur de California excluyeron a familias negras y latinas de los subsidios federales para la vivienda.

El acuerdo judicial establece que se alcanzó en respuesta a una demanda presentada en junio a nombre de residentes que reclamaron discriminación racial.

La demanda acusó a ciudades del Valle del Antílope de enfocarse en las minorías al eliminar los subsidios y crear una campaña para evitar que se muden ahí quienes reciben ayuda federal de un programa de asistencia para la vivienda conocido como Sección 8 y que está dirigido a personas de escasos recursos económicos.

El condado no era parte de esa demanda, pero City News Service informó que las autoridades querían tratar de resolver las acusaciones de los demandantes.

Las autoridades del Departamento de Policía y la Autoridad de Vivienda del condado de Los Angeles acordaron trabajar para asegurar que sean respetados los derechos de los beneficiarios de vivienda de la Sección 8. El acuerdo aprobado este martes no afecta la demanda.