El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, subrayó este martes su compromiso con la protección de la salud y la libertad reproductiva de las mujeres, en el día en que cumple 40 años el fallo del Tribunal Supremo conocido como "Roe vs Wade" que permitió legalizar el aborto en el país.

En un comunicado divulgado por la Casa Blanca, Obama defendió el "principio básico" de que el Gobierno "no debería inmiscuirse" en los asuntos familiares privados.

"Las mujeres deben poder tomar sus propias decisiones sobre su cuerpo y su salud", afirmó el mandatario.

Además, Obama agregó que su Gobierno, que acaba de comenzar un segundo mandato que se prolongará hasta enero de 2017, continuará con sus esfuerzos "para reducir los embarazos no deseados", así como rebajar "al mínimo la necesidad de un aborto".

"En este aniversario, nos comprometemos a apoyar a las mujeres y a sus familias en las decisiones que tomen, y a redoblar nuestros esfuerzos para promover comunidades seguras y saludables", concluyó el presidente en el comunicado.

El 22 de enero de 1973, el Tribunal Supremo de EE.UU. dictaminó en el caso conocido como "Roe v. Wade" que una ley estatal de entonces en Texas violaba el derecho constitucional al "debido proceso", establecido en la enmienda 14.

El caso fue presentado en nombre de Norma McCorvey, que utilizó el pseudónimo "Jane Roe", y retó a esa norma estatal que permitía el aborto sólo para salvar la vida de la mujer. Entonces 30 de los 50 estados del país tenían leyes similares a la de Texas.

El dictamen del Supremo determinó que la decisión de una mujer a abortar está protegida por su derecho a la vida privada.

El Supremo indicó que no se puede prohibir el aborto en el primer trimestre, pero dejó abierta la puerta a que los estados impongan regulaciones a partir del segundo trimestre, o incluso prohibir el aborto en el último, cuando el feto es viable fuera del útero.

El Instituto Guttmacher, una ONG especializada en asistencia reproductiva, señaló que el pasado año 19 estados promulgaron 43 provisiones para limitar el derecho al aborto.

Como ejemplo, ocho estados obligan a las mujeres a hacerse una ecografía para ver el estado del feto antes de someterse a un aborto.