Washington-El presidente estadounidense, Barack Obama, ha invitado a un almuerzo al ex candidato republicano a la vicepresidencia y actual presidente de Comité Presupuestario de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, para hablar de acuerdo fiscal.

Según indicó el semanario Politico, Obama también quiere que en ese almuerzo esté presente el demócrata Chris Van Hollen, uno de sus aliados dentro del Comité Presupuestario que preside Ryan, de modo que éste pueda escuchar la propuesta de la Casa Blanca para reducir el déficit en el largo plazo de una manera "equilibrada".

Obama intenta acercar posturas con Ryan, uno de los más férreos opositores a los planes presupuestarios del presidente y un defensor de la necesidad de recortar gastos en programas sociales, para evitar seguir aumentando la abultada deuda pública estadounidense.

Por su parte, la Casa Blanca considera que tanto demócratas como republicanos deben ceder y recuerda que un pacto bipartidista podrá conseguirse solo si la oposición cede y permite una reforma fiscal que permita aumentar los ingresos federales.

Obama cenó anoche con una docena de senadores republicanos en un céntrico hotel de Washington para acercar posturas y tratar las negociaciones sobre el presupuesto con los congresistas, pero no se han hecho públicos los frutos del encuentro.

La Casa Blanca trató el encuentro entre Obama y los republicanos casi "como un asunto de estado" y no quiso revelar ningún contenido de la conversación ni ningún otro dato más allá de que el presidente escogió la mesa y pagó la cuenta.

Por su parte, los republicanos celebraron que Obama haya cambiado de estrategia y haya decidido implicarse directamente con los miembros del Congreso para avanzar en las negociaciones de la reforma presupuestaria.

De lograr salir airoso en estas conversaciones, un nuevo éxito político se registrará en  la biografía de Obama.