El prototipo de una pistola hecha con una impresora tridimensional está causando una gran controversia en el país.

La polémica radica en la preocupación de poder crear en casa armamento que no sea detectado por las autoridades estadounidenses.

Según su creador el objetivo es que cualquiera pueda tener acceso a un arma de fuego sin tener que someterse a controles impuestos por el gobierno.

Las instrucciones para fabricarla están disponibles en la internet.