LA HABANA - La reforma migratoria anunciada este martes en Cuba mantiene un tratamiento especial para los viajes al exterior de cuadros directivos, profesionales de la salud o la educación y atletas que sean "vitales" para el país, ya que necesitarán de una autorización específica.

La actualización de las leyes migratorias de la isla que entrará en vigor el 14 de enero de 2013 incluye un decreto sobre "el tratamiento hacia los cuadros, profesionales y atletas que requieren autorización para viajar al exterior".

Altos directivos de organismos y entidades nacionales, responsables de actividades vitales para el desarrollo económico, social o técnico científico del país, así como atletas de alto rendimiento, técnicos y entrenadores tendrán que ser autorizados para viajar al extranjero por asuntos particulares.

"No es que no puedan salir, es que para salir van a requerir de una autorización", explicó en La Habana a medios extranjeros el coronel Lamberto Fraga Hernández, segundo jefe de la Dirección de Inmigración y Extranjería de Cuba.

Este funcionario explicó que aún no se conoce el número de cubanos afectados por ese tratamiento especial, pero aclaró que serán los profesionales o deportistas que se consideren "imprescindibles", "vitales" y "necesarios", con el objetivo de "preservar las fuerzas cualificadas del país".

Precisamente hoy el diario Granma, en un amplio editorial sobre la política migratoria cubana, destaca que Cuba está obligada a mantener medidas para defenderse del "robo de cerebros".

"Mientras persistan las políticas que favorecen el 'robo de cerebros' dirigidas a despojarnos de los recursos humanos imprescindibles para el desarrollo económico, social y científico del país, Cuba estará obligada a mantener medidas para defenderse de este frente", destaca el periódico portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único).

El Gobierno de Raúl Castro anunció este martes una importante flexibilización de su política migratoria que incluye la eliminación del permiso de salida que durante décadas se ha exigido a los cubanos para poder viajar al exterior.

Se trata de una medida muy esperada por los cubanos que tampoco necesitarán de la llamada "carta de invitación" exigida hasta ahora por las autoridades para salir del país.