WASHINGTON— Los congresistas republicanos desean enmendar el programa gubernamental de créditos estudiantiles, y tanto los demócratas como los republicanos se culpan mutuamente por permitir que las tasas de interés se duplicaran el lunes pasado en esos préstamos subvencionados.

En la alocución radial semanal republican, la congresista Lynn Jenkins pidió al Senado que considere el proyecto de ley que relaciona el interés con el de los mercados financieros, una propuesta similar a la del presidente Barack Obama. Los senadores demócratas intentaron sin éxito prolongar durante dos años la tasa actual del 3.4%.

Jenkins dijo a los universitarios que merecen un enfoque más justo, uno libre de politiquería que permita a los estudiantes aprovechar los intereses más bajos para su mayor tranquilidad de conciencia.

La Casa Blanca pronosticó que será alcanzado un acuerdo antes que los estudiantes reanuden el curso académico tras el receso estival.