Jerry Sandusky, ex entrenador adjunto del equipo de fútbol de la Universidad de Penn State (Pensilvania), fue declarado culpable el viernes en 45 de los 48 cargos presentados en su contra por violación de menores.

Los 12 jurados alcanzaron el veredicto tras deliberar desde el jueves.

Sandusky y su esposa, Dottie, habían llegado al Tribunal del condado de Centre antes de las 9:45 horas del este de Estados Unidos. La pareja llegó en una caravana de tres vehículos que se dirigió a la parte posterior del tribunal.

En el caso, el ex entrenador estaba acusado de violar a 10 menores en un período de 15 años.

Antes del veredicto, el abogado de Sandusky había dicho dentro de la corte que le parecía muy difícil que su cliente fuera absuelto de todos los cargos que se le imputaban.