WASHINGTON-El líder de la mayoría demócrata del Senado de EE.UU., Harry Reid, y el de la minoría republicana, Mitch McConnell, continúan negociando para lograr un acuerdo que permita evitar la suspensión de pagos el próximo jueves y reabrir la Administración federal, paralizada desde el 1 de octubre.

"Estamos en conversaciones. Estoy seguro de que los republicanos permitirán al gobierno abrir y ampliar la capacidad del país para pagar sus cuentas. Y yo voy a hacer todo lo que pueda durante el día para lograr precisamente esto", dijo Reid, demócrata por Nevada.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, se reunió el sábado con ambos al llegar a un punto muerto en las negociaciones con el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, quien a puerta cerrada con sus compañeros de bancada reconoció que las conversaciones con la Casa Blanca habían sido infructuosas.

Parece, por tanto, que los esfuerzos en desbloquear la situación se han vertido sobre el Senado, que incluso podría recurrir a una excepción parlamentaria, conocida como "opción nuclear", para someter a voto el aumento del techo de la deuda que fue bloqueado ayer por los republicanos en la Cámara alta.

El senador demócrata Joe Manchin sugirió en una entrevista en el canal Fox News que los demócratas podrían evaluar este medio que permite evitar el obstruccionismo republicano que el sábado tumbó su propuesta para elevar el límite de la deuda federal en 1.1 billones de dólares.

La "opción nuclear" cambiaría las reglas del Senado y pondría fin, al requerir solo mayoría simple y no de 60 votos, a la posibilidad de que una minoría empecinada obstaculice decisiones que afectan a todo el Gobierno.

Manchin fue preguntado por las declaraciones de su colega Dick Durbin, quien afirmó el sábado que aún a los demócratas les quedan "varias cosas" que pueden utilizar como 'plan B' para elevar el techo de la deuda y evitar la suspensión de pagos.

"Supongo que podría referirse a la llamada 'opción nuclear'", dijo Manchin, aunque confesó que espera que no se tenga que llegar a ese extremo.

El senador demócrata es parte de un grupo bipartidista de trabajo con la senadora republicana Susan Collins en un proyecto de ley que elevaría el techo de la deuda hasta enero y reabriría la Administración si se retrasase un impuesto recogido en la reforma sanitaria por dos años, una opción ya descartada por Reid.

El senador republicano Rand Paul afirmó durante una entrevista en la cadena CNN que no está dispuesto a apoyar cualquier acuerdo para elevar el techo de la deuda federal si incluye aumentos en el gasto público que se eleven por encima de los niveles que han estado en vigor desde la implementación del conocido como "sequester".

"Estoy dispuesto a hacer concesiones. Hemos ofrecido 13 compromisos (y) el Senado ha rechazado todos y cada uno. La única cosa que no puedo aceptar es que los demócratas quieren superar las límites de los recortes al gasto", dijo Paul, considerado un probable candidato presidencial para 2016.

Reid, en referencia a la Ley de Control de Presupuesto de 2011 que puso en marcha los recortes al gasto público, especificó que los demócratas se había mostrado favorables a la ley de continuidad presupuestaria hasta el 15 de noviembre, y no dijeron "ni una palabra" sobre superar los límites impuestos.

Aun así, los republicanos pretenden ahondar más en los recortes presupuestarios como condición para elevar el techo de la deuda, mientras que los demócratas no están dispuestos a negociar sobre ello mientras penda la amenaza de la suspensión de pagos.

Según informaron fuentes de la Casa Blanca, el presidente estadounidense fue informado con los últimos datos de las consecuencias que está teniendo la paralización del Gobierno.