COLUMBUS, Ohio.- Cuando John Blaine se percató de que el niño de 11 años Matt Woodrum tenía problemas para correr su carrera de 400 metros en una escuela en el centro de Ohio, el profesor de educación física sintió que era su deber moral acercarse a él y alentarlo.

"Matt, no vas a detenerte, ¿o sí?", le preguntó a Woodrum, quien padece parálisis cerebral.

"De ninguna manera", dijo el alumno de quinto grado, agotado pero decidido.

Casi de manera espontánea, decenas de compañeros de Woodrum, muchos de los cuales habían participado minutos antes en una jornada deportiva de la escuela, cerraron filas en torno del niño, corrieron junto a él y lo alentaron, mientras completaba la vuelta bajo un sol abrasador.

La carrera del 16 de mayo, grabada en video por la madre de Woodrum, ha llamado la atención de propios y extraños en internet.

Muchas personas consideran que el niño y sus compañeros representan un ejemplo de solidaridad y compasión. Un video de casi cinco minutos publicado esta semana en YouTube por el tío del niño ha sido visto casi 800,000 veces.

Woodrum —quien sufre parálisis cerebral espástica, la cual afecta considerablemente sus movimientos musculares— dijo que hubo momentos durante la carrera en los que pasó problemas.

"Sabía que terminaría", dijo el niño, que asiste a la Escuela Primaria Colonial Hills en el suburbio de Worthington. "Pero hubo partes de la carrera en las que pensé que me rendiría".

Fue su cuarta carrera de la jornada y ni siquiera estaba obligado a participar. Sólo un puñado de alumnos lo intentaron, dijo Anne Curran, la madre de Woodrum. Aseguró que su hijo jamás se margina de actividad alguna, incluso jugar fútbol y béisbol con sus amigos y con sus dos hermanos.

"El participa en todo. Soporta el dolor y no le importa cuánto tiempo le lleve completar una tarea", destacó. "Si va a participar, quiere hacerlo a lo grande".