WASHINGTON - El número de muertos en el país por el virus del Nilo Occidental, que se contagia a través de picaduras de mosquito, subió a 65 y los afectados suman 1,590, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en Atlanta, Georgia.

Se trata de una cifras récord para la última semana de agosto desde que el virus fue detectado por primera vez en el país en 1999.

El virus llegó a la capital del país donde hay un afectado, y causó un muerto en el estado de Maryland, según informaron las autoridades locales de salud.

El 45% de todos los casos en todo el país se concentra en Texas, el estado más afectado junto a Dakota del Sur, Misisipi, Oklahoma, Luisiana y Michigan.

De acuerdo con las autoridades, una de cada 150 personas infectadas por este virus contrae la enfermedad de forma grave.

Las demás personas presentan diversos síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolores corporales, dolores en las articulaciones, vómitos, diarrea o diferentes erupciones cutáneas.

Las personas con mayor riego son aquellas que superan los 50 años y quienes hayan sufrido o sufran enfermedades como cáncer, diabetes o males renales, y aquellos que se hayan sometido a trasplantes de órganos.