CENTRO DE REDACCIÓN - Tras ocho años de lucha por demostrar su inocencia, un juez ordenó exonerarlo de los cargos de asesinato de una mujer. Se trata de William López un hispano de Nueva York.

Un grupo de abogados y la Fundación Deskovick representaron legalmente a López.

El caso no mostró pruebas forenses, el arma que supuestamente utilizó nunca apareció y estaba basado en los testimonios de dos testigos con antecedentes criminales.

La Fiscalía de Brooklyn dijo que "está determinada a reabrir la investigación y llevar el caso hasta los tribunales competentes". López en libertad declaró a Telemundo que está seguro de su inocencia y que "no quieren admitir que cometieron errores".