Tres personas murieron y al menos otras 11 personas resultaron heridas en una serie de tiroteos ocurridos en Chicago durante el último fin de semana del 2012, dijo la policía.

El domingo se registró el primer homicidio, cuando un hombre de 19 años de edad, fue encontrado muerto en un callejón en el barrio de Roseland.

Alrededor de las 5:10pm del mismo día, Christopher Thomas, de 28 años de edad, perdió la vida al ser baleado cerca de la 51st Street y la Indiana. Su familia afirma que el  hombre, quien era padre de una niña, no pertenecía a pandillas.

Más tarde, un hombre murió y otros dos resultaron heridos en un tiroteo en el  noroeste de la ciudad.

Los tres hombres se encontraban dentro de un Toyota Corolla en la cuadra 3300 de la Avenida N. Keeler cuando un desconocido se acercó y abrió fuego, dijo la policía.

Junior Estudillo, de 19 años de edad, murió y las otras dos víctimas, de 19 y 25 años, se encuentran hospitalizadas en condición estable.

Entre los 11 heridos durante el fin de semana, se encuentra un repartidor de pizza de 40 años de edad, quien fue apuñalado cinco veces durante un aparente robo, dijo la policía. El ataque se produjo cuando el hombre hizo una entrega en la cuadra 8500 de South Green Bay Avenue, a las 8 pm el viernes, dijo la policía.

El viernes Chicago registró el homicidio número 500 del 2012.