LIMA - Luego de acogerse el miércoles a la conclusión anticipada del proceso, Joran van der Sloot fue condenado este viernes por el Colegiado ‘B’ de la Tercera Sala Penal para Reos por 28 años de prisión por el crimen de Stephany Flores Ramírez. El asesinato de la joven peruana ocurrió el 30 de mayo del 2010 en el interior de un hotel en Miraflores.

Durante la lectura de su sentencia, que comprendió la acusación fiscal, el holandés se mostró cabizbajo y nervioso. Dejó atrás las sonrisas de las audiencias pasadas.  

Haberlo confesado le sirvió para restar dos años a su condena. La Fiscalía había pedido 30 años de castigo.

El holandés, Van Der Sloot se había declarado culpable del asesinato de una joven peruana en 2010, el pasado miércoles.

"Sí, me quiero acoger a mi conclusión anticipada, desde el primer momento he estado en confesión sincera. De verdad estoy arrepentido, me siento muy mal", dijo el holandés de 24 años cuando la presidenta de la corte, Victoria Montoya, le preguntó si aceptaba los cargos de homicidio calificado y hurto simple presentados en su contra por la fiscalía.

La fiscalía pidió 30 años de cárcel para Van der Sloot por asesinar con crueldad en mayo del 2010 a la universitaria, Stephany Flores de 21 años.

El holandés también es el principal sospechoso de la desaparición de la estadounidense Natalee Holloway en Aruba en 2005. Al cumplir su condena en Perú, Estados Unidos pediría su extradición para ser procesado. Las autoridades estadounidenses la declararon oficialmente muerta, este mismo viernes para seguirle la causa.