Un bombero de Chicago murió la noche del jueves por una infección del virus del Nilo.

Hace dos semana, el teniente Thomas Flahive, fue picado por un mosquito y poco después comenzó a presentar síntomas similares a los de la gripe, dijo Larry Langford, portavoz del departamento de bomberos.

Flahive fue hospitalizado, pero su estado de salud empeoró.

"Uno piensa que es una enfermedad que afecta a las personas débiles. Tom no lo era. Era un hombre grande y fuerte", dijoMark Nielsen,  Asistente del Comisionado.

Nielsen dijo que Flahive, quien tenía 58 años de edad, fue picado durante unas vacaciones que tomó con su familia, en Wisconsin.

Al bombero, le sobreviven su esposa y tres hijos adultos.

La familia donó partes de su cuerpo con la esperanza de que sea estudiado y se pueda aprender más acerca del virus del Nilo y de sus efectos en el cuerpo humano.

Illinois es uno de los ocho estados donde se han presentado alrededor del 70 por ciento de todos los casos reportados del virus del Nilo, de acuerdo con el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades.