Un estudio a cargo de una institución educativa francesa llamada "Grenoble School of Management" analizó a dos grupos de mujeres que buscaban perder peso.
A ambos grupos se les pidió que caminaran durante 30 minutos al día, solo que al primer grupo se le dijo que estas caminatas eran estrictamentea recreacionales, como si fueran paseos. Al segundo grupo en cambio, se le hizo ver que eran una obligación.
Sorpresivamente el segundo grupo perdio mucho menos peso y como sintieron que el ejercicio era una obligación, se mostraron mas irritables lo cual orilló a sus miembros a comer mas calorias durante sus comidas.