Un nuevo estudio provee novedosa evidencia biológica en torno a la experiencia del bilingüismo.

De acuerdo al estudio de la Universidad Northwestern, en Evaston (Illinois), dominar dos idiomas ayuda a agudizar el sistema auditivo central y manejar contenido lingüístico que optimiza la atención y la "memoria de trabajo", esta última relacionada con la memoria a corto plazo y el manejo de información.

La investigación establece que el bilingüismo cambia la manera en que el sistema nervioso responde al sonido.

“Las personas hacen crucigramas y otras actividades para mantener su mente aguda. Pero los beneficios que hemos descubierto en hablantes que manejan dos idiomas se produce automáticamente por saber y usar esos dos lenguajes. Al parecer los beneficios del bilingüismo son poderosos y extensos e incluyen la atención y codificación de sonido”, expresa la experta Viorica Marian.

"Quienes son bilingües son malabaristas naturales", dice Marian. “Hacen malabares con la información que reciben y, al parecer, automáticamente prestan mayor atención a los sonidos relevantes que a los de menor importancia. En vez de provocar confusión lingüística, el bilingüismo promueve la habilidad de distinguir los sonidos lingüísticos importantes e ignorar otros".

En un estudio futuro, los investigadores estudiarán si estas ventajas se pueden lograr al aprender un segundo lenguaje ya de adulto.