Para nadie es un secreto que es mejor comer acompañado que solo y mucho menos que los hombres comen más que nosotras, prácticas que favorecen la suma de calorías y de libras a la figura.

Cuando menos pensamos estamos comiendo igual o más que ellos, por eso antes de que sea demasiado tarde, te damos unos consejos para mantener la línea y seguir con él.

- Cuando estés en casa arreglándote para salir, aprovecha y come una fruta, un queso o yogurt, así controlas la ansiedad y te sentirás llena.

- Si el plan incluye quedarse en casa viendo una película y comer. Opta por snacks saludables y bajos en calorías. Si él quiere una hamburguesa, no le digas que no, preparen juntos una de pavo.

- Programa actividades al aire libre, así se ejercitan juntos y le agregan variedad a la relación. Practiquen deportes que nunca hayan realizado.

- Un plato para cada uno. No te sientas obligada a comer lo mismo que él.

- Aunque suene a repetición, come de todo pero con moderación.