Las personas que padecen este problema tienen la sensación de estar a merced de sus propias fluctuaciones, no saben cómo se van a sentir de un día para otro y les resulta difícil hacer planes y atenerse a ellos.

La ciclotimia es similar al trastorno bipolar pero menos severo: pasas de la euforia a la depresión con facilidad. Pero, ¿a qué se debe esta condición? Ana Muñoz, de About en Español, te cuenta las características de los ciclotímicos, cómo identificarlos, qué problemas puede traer y, por supuesto, cómo superarlo.

Haz click aquí para leer la historia completa.