Cuando te sientes bien, tu cuerpo te responde y puedes hacer todos los movimientos que quieras a tu antojo y sin que te duela nada, resulta un poco difícil pensar en los achaques de mañana. Pero la osteoporosis podría manifestarse en el futuro, y resultar un tema mucho más serio de lo que te imaginas. Te decimos de qué manera puedes prevenirla desde ahora.

Esta enfermedad que afecta de manera especial a las mujeres, consiste en la pérdida de masa ósea en tu cuerpo. Si la padeces se incrementa el riesgo de sufrir lesiones que afecten a los huesos como quebraduras o fracturas. Es decir, los huesos se vuelven menos sólidos y mucho más frágiles. Alguien con esta enfermedad puede llegar a romperse un hueso haciendo algo tan insignificante como agacharse a buscar un periódico del piso.

Según información de la National Osteoporosis Foundation se estima que 10 millones de norteamericanos padecen esta enfermedad y cerca de 34 millones más tienen una densidad ósea baja.

Sigue estos consejos para prevenirla y tener una madurez más plena:

1) Toma alimentos con calcio: El calcio es un aliado ideal en tu lucha contra la osteoporosis, intenta consumir muchos lácteos. En especial leche fortificada con extra calcio.

2) Mucha vitamina D: Esta vitamina está presente en los alimentos lácteos, en la yema de huevo y en los aceites de hígado de pescado. También puedes adquirirla a través de suplementos vitamínicos que te recomiende tu médico.

3) Baños sol: Exponerse al sol diariamente –siempre siguiendo las precauciones habituales- es una manera de generar Vitamina D en nuestro cuerpo.

4) Consume comida sana: vegetales y frutas contribuyen a la solidez de tus huesos.

5) Haz ejercicio: el ejercicio frecuente fortifica la musculatura y tu esqueleto. Haz deporte hoy y aumentarán tus posibilidades de mantener esta enfermedad a raya.

6) No tomes tantas sodas: Las personas que toman muchas sodas/colas tienen mayores riesgos de perder masa ósea.

7) Evita la delgadez extrema: as personas con bajos índices de masa corporal tienen más posibilidades de desarrollar la enfermedad.

8) Dietas altas en proteínas: las dietas centradas en altos consumo de proteína –no de manera balanceada- no le hacen bien a tus huesos.

9) Evita el tabaco: los cigarrillos dificultan que los huesos absorban el calcio de los alimentos.

10) Evita los excesos de alcohol: la ingesta excesiva y frecuente de alcohol consume tus reservas corporales de calcio.

Si quieres más información consulta la web de la National Osteoporosis Foundation aquí (está en inglés).