Nada como un platillo especial, para esos días significativos de la vida, en los que nos reunimos a la mesa con los seres queridos, para celebrar una gran ocasión. Hay ingredientes que por sí solos realzan hasta el menú más sencillo, y el lomo de cerdo es uno de ellos.

Sabroso y amigable

Cada corte de carne es diferente en sabor, textura y tiempo de cocción, pero el lomo de cerdo, por su particular sabor y poca grasa, permite prepararlo de manera sencilla, ya sea con sazón dulce o salada.

Servir un lomo de cerdo a la piña, es una manera fácil y elegante de deleitar el paladar. El platillo se sirve en trozos tiernos y jugosos acompañados de una compota de piña, naranja y jenjibre. ¿Lo mejor? ¡No necesitas hornearlo! Y puedes servirlo de manera vistosa, aprovechando la cáscara de la piña.

Ed Valdizán, del portal About en Español, te lleva paso a paso para preparar esta deliciosa receta.

Lee aquí el artículo completo.