Cada determinado tiempo, la humanidad retoma usos y costumbres del pasado. Así, la influencia de tiempos históricos pasa a formar parte del presente y se plasma en las artes, la arquitectura, la gastronomía y la moda, entre otros. Hoy, nuestros jóvenes vuelven a comunicarse como en épocas de antaño, escribiendo a sus seres queridos. Claro que ahora los mensajes son electrónicos, y también exclusivos de su círculo social. Como padres, acoplarnos a esta forma de comunicación, puede acercarnos a los hijos.

Una forma de conexión


Se estima que, por medio de su teléfono celular, algunos adolescentes llegan a escribir más de cien mensajes por día a sus amistades, lo que significa que envían ¡tres mil al mes! En esta era de mensajería instantánea, las chicas son más “comunicativas” que los jóvenes, y los rebasan hasta por 50 recados diarios.

La dimensión de estas cifras, nos deja claro, que este medio de comunicación es el más recurrente e importante entre los adolescentes, así que, los padres que se integren a él, tendrán grandes oportunidades de “conectarse” con sus hijos.

Victoria Toro, del portal About en Español, explica por qué “textear” con tus hijos puede ser un buen método de aproximación, y alerta a los padres acerca de los riesgos que puede acarrear esta forma de comunicación.

Lee aquí el artículo completo.