SPARKS, (Nevada) - Cuando tenía cuatro años Jessica dijo haberse dado cuenta que estaba atrapada en el cuerpo de un niño.

"Adentro soy niño y por afuera soy niña" dijo Jessica quien ahora usa el nombre de Christian.

Su madre Elvira Diaz, señaló que al principio fue dificil aceptar el hecho de que tenia una hija transgénero, pero con el tiempo, no solo logró aceptarlo, sino que tambien se ha dado a la tarea de concientizar al público sobre el entendimiento de personas transgenero.

Christian tiene ocho años y en la escuela es conocido como "el huero". Actua como niño, viste como niño y cuando este grande, su madre dice que han pensado en la posibilidad de realizarle una cirugia para que su cuerpo este armonia con su identidad sexual.

Uno de los sueños de Christian, es poder llegar a ser prediente para ayudar en aprobar leyes que apoyen a personas transgéneros.