LOS ANGELES – A pesar de su estatura, Jesús Malgoza mejor conocido como Chuy Bravo, ha logrado llegar a la cima de Hollywood.

Este hombre de cuatro pies y tres pulgadas ha construido su fama a pulso y hoy es ampliamente conocido por su papel de “asistente” de la comediante estadounidense, Chelsea Handler, en su programa nocturno de la cadena E!.

Pero no todo fue risas y aplausos ya que Bravo cuenta que sus comienzos fueron turbulentos.

“Yo empecé a tomar desde que empecé la ‘high school’. Después mi adicción se fue haciendo más grande”, comentó el mexicano de 54 años de edad.

Tras una larga rehabilitación del alcoholismo y después de dos años de estudio, Bravo incursionó en la actuación.

Éste fungió como extra en importantes películas como “Pirates of the Caribbean” y “The Honeymooners”, sin embargo, su patadita de la suerte llegó cuando conoció a Handler.

Hoy día, el comediante ha logrado posicionarse como uno de los favoritos del público y su participación en el programa “Chelsea Lately” lo ha llevado a romper barreras raciales.

Pero a pesar de todo el éxito que este hombre tan pequeño ha logrado acumular, sus raíces siguen vigentes y en sus ratos libres se entrega en cuerpo y alma a su restaurante “Chuy Bravo’s Taquería”.

“La cocina y cocinar es mi pasión”, señaló entre risas.