Un padre pasará el resto de su vida en prisión después de ser culpable de matar a su hijo lentamente al no darle de comer, meter su cuerpo en un saco para dormir y tirarlo en una zona rural.

Aaron Ramsey, fue encontrado culpable de agredir a su hijo Jonathan y después matarlo de inanición. El jurado tardó menos de una hora en deliberar.

Los fiscales dijeron que el hombre de 35 años, encerró a su hijo de 10 años de edad en su habitación, donde lentamente lo mató de hambre ya que sólo le daba un poco de agua y pan. Después este tiró el cuerpo demacrado en una zona rural en el año 2011.

La madre del menor Judy Williams y otros parientes, no veían al niño desde hace meses, ya que la madre vive en Nuevo México. El abuelo de Jonathan, Edward Ramsey, había contactado a la policía a principios del año pasado para pedirles que buscaran a este, ya que él tampoco lo había visto.

La policía dijo que Aaron y Elizabeth Ramsey, la madrastra del niño, en un principio dijeron que el menor estaba viviendo con su madre, pero más tarde condesaron haberlo matado.

La madrastra también está acusada del delito y será juzgada por separado.