Las autoridades dijeron que recuperaron el arma que se utilizó en el asesinato de la actriz Mónica Spear y de su ex esposo Thomas Henry Berry.

La policía dijo que uno de los implicados ayudó a los investigadores a conseguir el arma y que los dirigió al lugar donde estaba escondida la pistola de 9mm.

Las autoridades también dijeron que los sospechosos del asesinato de la ex Miss Venezuela tuvieron que ser trasladados a otra cárcel ya que el resto de los reclusos no los querían y probablemente serian linchados de no ser trasladados.

Spear, de 29 años, y su ex marido, un ciudadano británico de 39, fueron muertos a tiros mientras trataban de resistirse al robo la noche del 6 de enero en un tramo de la autopista que enlaza Puerto Cabello, el mayor puerto comercial del país, con la ciudad central de Valencia, a unos 170 kilómetros al oeste de Caracas. Sus cuerpos fueron hallados en el interior de su vehículo.

Su hija de 5 años recibió un tiro en una pierna.

El Ministerio Público dijo en el escrito que Jean Carlos Colina, de 19 años, Alejandro Maldonado (21), Adolfo Rico (26) y Leonar Marcano Lugo (32) fueron imputados por los presuntos delitos de "homicidio intencional calificado en la ejecución de un robo agravado, obstrucción en vía pública y asociación para delinquir" que podría acarrearles una condena de hasta 30 años, la máxima en el país; mientras que Eva Armas, de 39 años, fue imputada el presunto "aprovechamiento de objetos provenientes del delito y asociación para delinquir".

El cuerpo de detectives CICPC dijo que para la identificación y posterior detención de los implicados "fue clave" el hallazgo de una cámara fotográfica digital en poder de la mujer durante un allanamiento a su residencia. La cámara era propiedad de Spear.