Escalofriante es la noticia que se ha dado a conocer de una pareja hispana en Philadelphia, la cual dejó de alimentar a su hija hasta causarle la muerte de inanición.

La pequeña Natalie, que tan solo tenía 3 años, pesaba 11 libras y tenía una discapacidad.

Según la investigación, los padres no querían hacerse cargo de la pequeña, probablemente por su deficiencia, y por eso decidieron acabar con su vida.

No se han revelado más detalles de la investigación de este impactante caso más que la niña fue hallada por la policía en su casa y que los propios padres habían planeado la muerte de la pequeña.

Este no es un caso aislado hoy en día ya que en ocasiones anteriores, se han revelado casos de padres que castigaron, maltrataron o vejaron a sus hijos discapacitados.