Varias comunidades en el norte de Texas empiezan un proceso de recuperación después de que 16 tornados tocaron tierra matando a seis personas e hiriendo a más de 100. 
 
De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, un total de 16 tornados mataron a seis personas, dos mujeres y cuatro hombres, en el condado Hood. 
 
Los nombres de los difuntos se dieron a conocer y éstos son: Bob Whitehead, Tommy Martin, Leo Stefanski, Jose Tovar, Marjorie Davis y Glenda Whitehead. 
 
Grandbury, la comunidad más afectada y en donde ocurrieron todas las muertes, también sigue teniendo a siete desaparecidos. 
 
Roger Deeds, alguacil del condado Hood, se muestra positivo ante la tragedia y dijo que está seguro que los desaparecidos simplemente no se han reportado con las autoridades. 
 
Deeds agregó que no dejaran de buscar entre los escombros y que no estarán seguros del número de muertes hasta que se haya revisado cada rincón. 
 
En cuanto a los daños materiales, los últimos reportes indicaron que los tornados destruyeron 19 edificios y 17 casas móviles. 
 
El jueves en la mañana, el Servicio Meteorológico Nacional categorizó el tornado en una categoría EF-4 con vientos entre los 160 mph y 200 mph.